27.11.07

Negocios inusuales, éxitos sorprendentes

Un blog que suelo leer a menudo, lleno de historias empresariales sorprendentes es Unusual business ideas that work. Está lleno de iniciativas que a primera vista pueden parecer absurdas o inviables, pero que de hecho han sido éxitos importantes. Os lo recomiendo.

Muchas historias de éxito empresarial curiosas van de la mano, como no, de Internet, una forma de conectar con posibles clientes que hace viables proyectos que de otra manera hubieran resultado imposibles. Sin duda uno de los efectos más positivos que está teniendo internet —y cada vez más sucede así— es que se tejen redes sociales que conectan, también comercialmente, los intereses más especializados e incluso raros. Hoy es posible montar un floreciente negocio que sirva a un grupo de interés que puede ser muy disperso y aislado. Pero ¿qué importa ahora la dispersión o la distancia?

He pensado en este tipo de proyectos al ver (vía Yahoo) la historia de Linda Katz. Una mujer que vive en las interminables y resecas praderas de Kansas viendo pasar las conocidas plantas rodantes de todos los westerns, las tumbleweeds. En el 99 creó un sitio web, mientras aprendía como manejarlo, decidió en broma poner en venta lo que la naturaleza generosamente le ofrecía (y lo único disponible en abundancia en el paraje) .Sorprendentemente, los pedidos llegaron, y cada vez más. Hoy el suyo es un negocio suficiente para proporcionarle los ingresos necesarios para vivir: sus clientes van desde la NASA (para proyectos de investigación de locomoción basados en la dispersión de la planta), a productoras de cine o simplemente curiosos y nostálgicos del viejo oeste. La web de Linda: prairietumbleweedfarm.com.