19.11.07

Escribir con tu ordenador sin distracciones

Con lo mucho que nos ahorra en trabajo y con lo mucho que puede incrementar nuestra productividad, lo cierto es que el ordenador es una fuente de distracciones, y a menudo nos desvía de lo que debería ser el trabajo que debe hacerse aquí y ahora.

Para evitar caer en tentaciones, en especial para aquellos con poca fuerza de voluntad —incapaces de ignorar el icono de messenger, del correo electrónico o del navegador de internet— existe una solución drástica: metamorfosear la pantalla en algo bastante parecido a un ordenador de los primeros años 80: una pantalla negra para escribir y nada más.

Existen varios programas que cumplen este cometido a la perfección. Uno de los que he descubierto recientemente es Q1o. Se trata de un programa escrito por un desarrollador español, Joaquín Bernal. Es gratis y está disponible en diferentes idiomas (inglés, español, portugués, italiano, alemán y holandés.) La atractiva web del programa ofrece una buena descripción de las capacidades de Q1o y ayuda sobre su uso. Q1o tanto se puede instalar como ejecutarse desde una carpeta cualquiera (es decir, puede funcionar como programa portátil, por ejemplo en tu lápiz usb.)

Otras implementaciones de esta idea incluyen Writeroom para el Mac (shareware) y Darkroom para Windows (freeware).En ambos casos, nada de florituras: un entorno de usuario super espartano, para escribir y callar, como quien dice. Las distracciones quedan sobriamente veladas tras la pantalla para escribir, escribir y escribir hasta que el trabajo esté hecho. Darkroom necesita la plataforma .NET en Windows; también existe una aplicación Java equivalente que puede ejecutarse en cualquier entorno, JDarkRoom, también gratuito y con sólo 100K para descargar y ejecutar.

No hay comentarios: