7.6.07

La tentación de Ubuntu

Algo está cambiando en el mundo de los sistemas operativos. Por ejemplo, el imperio de Microsoft se ha encontrado con bastante indiferencia en el lanzamiento del nuevo Windows Vista. Llama la atención la insaciable voracidad de recursos de este nuevo sistema operativo, necesaria al fin y al cabo para conseguir algunos efectos visuales que copia de MacOSX, cuyos usuarios que hace años que disfrutan de la exquisita y espectacular interfaz de usuario con unos requisitos en hardware mucho más modestos.

Es sobre todo en el ámbito empresarial donde Vista se está encontrando con más reticencias, incluso algunas reacciones abiertamente hostiles. Si XP profesional era robusto y estable, y funcionaba muy bien con unos equipos de características bastante comunes, Vista esta resultando problemático con equipos que no sean muy recientes y muy bien dotados de RAM.
Según varias noticias que están apareciendo últimamente, la fría acogida al nuevo Windows tiene mucho que ver no sólo con los exagerados requisitos de configuración, sino además con los frecuentes problemas de compatibilidad de los programas. Probé Vista en una máquina supuestamente preparada para este OS, con 1 Giga de RAM y, la verdad, me pareció exagerado el tiempo que tardaba en cargar OpenOffice y la sensación era de bastante lentitud. Me dió más bien la impresión de estar utilizando un cacharro antiguo al que alguien había cargado con programas demasiado exigentes.

Los problemas de acogida (digamos discreta) a Vista también se extienden a otros programas insignia de Microsoft. Por si fuera poco, la última versión de la suite Office se ha encontrado con una negativa total por parte de muchos editores que hasta ahora habían utilizado el estándar Word en sus editores de ecuaciones matemáticas... Science, Nature no quieren oir hablar de Office 2007 (según comentan en El País).

No es sorprendente que algunos distribuidores como Dell estén ofreciendo Ubuntu (ubuntu.com), una distribución de Linux muy sencilla e intuitiva, como alternativa en sus ordenadores.

Ya había probado su Live CD (que hace las veces de disco de instalación si uno finalmente se decide a dar el salto a un sistema Linux, o a una instalación dual de ambos sistemas operativos) y ahora he instalado el sistema en un nuevo portátil, en el que venía preinstalado Windows XP profesional. Mis primeras impresiones con Ubuntu son muy buenas. La instalación es sumamemte fácil y libre de problemas. Todos los dispositivos, incluída la impresora y la conexión wifi son detectados a la primera, sin ningún problema:


La adición y eliminación de aplicaciones es sumamente sencilla y agradable, con una herramienta dedicada en la que aparecen los programas agrupados por categorías. Uno elige los que decide disponer en el equipo, y Ubuntu se encarga de instalar y desinstalar de la forma más sencilla, descargando de internet los archivos necesarios para las aplicaciones no disponibles en el sistema. La variedad y calidad de los programas es excelente e incluso surge alguna sorpresa, como un editor de tipografías de código abierto, como el resto de aplicaciones ofrecidas, FontForge.


La interfaz de usuario se puede configurar y adaptar al más mínimo detalle según los gustos y preferencias de cada uno, y no tiene nada que envidiar a un sistema Mac o PC. En la captura siguiente muestro una distribución de Ubuntu algo diferente, Xubuntu (xubuntu.org), en su versión liveCD. Esta versión funciona bien en equipos más modestos que los que requiere la distribución estándar, y tiene una interfaz gráfica más eficiente en términos de memoria.
Es a partir de esta ejecución del LiveCD desde donde se procede a la instalación, haciendo doble clic en el icono Instalar que aparece en el escritorio de Ubuntu. La instalación está bien explicada pantalla a pantalla en la web de documentación oficial de Ubuntu. El instalador visual se encarga de preparar una partición en el disco duro para Ubuntu, y prepara el arranque dual en el ordenador, de modo que puedas optar por Windows xp o por Ubuntu al encender el equipo.

Existen otras dos variantes de Ubuntu, además del ya mencionado Xubuntu: Kubuntu, con el gestor de ventanas KDE, edubuntu (edición especialmente pensada para el mundo educativo).

En fin, Linux ya es mucho más asequible para los usuarios de ordenador con una cierta experiencia, pero sin los conocimientos avanzados que hacían falta hace sólo unos años. La promesa del software libre está dando unos frutos magníficos y esto sólo es el principio.

No hay comentarios: